viernes, 15 de mayo de 2015

Recortes

Hemos probado otra manera de acercarnos al texto.
He repartido el texto fragmentado y de forma desordenada para que cada uno tuviera una parte de la historia. El texto, como ya comentamos, es una adaptación de Heródoto de la anécdota de Candaules. El lenguaje no es sencillo y el vocabulario es amplio. Cada uno ha preparado su parte y luego hemos comenzado a leerlo por orden. Cuando había palabras desconocidas, nos deteníamos a trabajarlas con ejemplos hasta entender el fragmento. Poco a poco la historia, que no conocen, ha ido tomando forma. No hemos podido terminarlo, seguiremos el próximo día.
Lo mejor ha sido el esfuerzo individual para comprender su fragmento. En la mayor parte de las actividades que hacemos  hay algunos que viven de los demás o pasan desapercibidos.
Lo peor ha sido la dificultad del texto, debía haberlo graduado más. Al final la actividad se hacía pesada porque no todos llevan el mismo ritmo de comprensión.