martes, 17 de noviembre de 2015

Empezamos semana

Parece que comenzar esta semana está siendo duro. Han faltado varios alumnos por una excursión así que hemos estado repasando el texto de Perséfone que vimos la semana pasada. Hemos intentado que los alumnos que están más descolgados puedan coger el ritmo pero es casi imposible si por su parte no hay un compromiso. Así que ha habido de nuevo sermón. Odio estas clases en las que parezco la conciencia pero de vez en cuando toca verbalizar el desencanto para que luego no haya sorpresas, sobre todo porque al no haber exámenes tradicionales, la idea que tienen los alumnos es que simplemente estando de cuerpo presente se puede aprender y pro supuesto, aprobar. Y no. Aprender requiere un esfuerzo, un esfuerzo por comprender, por repetir, por participar, por preguntar, por responder. Me temo que este curso perderemos a más de uno por el camino.
Seguiremos usando de todos nuestros recursos para evitarlo, a ver si conseguimos entre todos recuperar el ritmo.